Volviendo al Futuro

January 23, 2016

Esta semana tuve reuniones con una institución civil y una asociación civil, la primera dedicada a la asistencia social cuyo objetivo de tal asistencia es contribuir a amortiguar la carencia de alimentos en familias o individuos cuya condición socio-económica les restringe el acceso a ellos, la segunda centra su actividad en el impulso de huertos familiares o comunitarios en 3 comunidades rurales.

Durante el recorrido de las instalaciones de la primera institución, se me informó que ellos ven necesario impulsar el que sus beneficiados localizados en zonas rurales se muevan desde ser usuarios de su programa de asistencia social a productores de alimentos a través de huertos de autoconsumo.

 

Ambas organizaciones civiles ven imprescindible el capacitar a habitantes del medio rural en la producción de alimentos para autoconsumo a través de huertos familiares o comunitarios. No son los únicos que piensan de esta forma, de hecho a lo largo de nuestro país,  las comunidades rurales etiquetadas por el gobierno como de alta marginalidad, son preferidas por las agencias operando con fondos internacionales para su objetivo de crear huertas familiares

Así mismo, múltiples iniciativas creadas y operadas por grupos civiles urbanos llevan el mismo enfoque: la capacitación a campesinos en el establecimiento y funcionamiento de huertas familiares o comunitarias, en otras palabras en la producción de alimentos. La mayoría de estos grupos se especializan en comunidades indígenas.

La reflexión obligada lleva a una serie de preguntas: ¿Por qué se está enseñando a los campesinos y/o indígenas a producir alimentos?  ¿Cuándo y por qué dejaron de producir alimentos?  ¿Por qué se desconectaron tan drásticamente de su esencia y raíces?

 

Al iniciar mi participación en la reunión con mis anfitrionas de las organizaciones civiles antes mencionadas, l

es compartí las preguntas que surgían en mi mente, y ellas sin titubear me respondieron: ¡fueron políticas impuestas desde el exterior de nuestro país para beneficiar un modelo socio económico impulsado desde el exterior! que la mayoría del empresariado y clase política de nuestro país compró con entusiasmo,  soñando con un futuro de prosperidad y crecimiento. Sin embargo, la humanidad casi en su totalidad, soportamos y alimentamos ese sueño, que como dicen nuestros hermanos mayores los Kogis y los Achuar, es responsable del deterioro ambiental en nuestro planeta, pero también de la desconexión que la gran mayoría de la población indígena y campesina en nuestro país tiene con la tierra y la producción de alimentos.

El hecho de que multiples iniciativas sociales trabajen en restablecer la conexión de los campesinos con la tierra, es evidencia que el Sistema Socio Economico Industrial Globalizado, F R A C A S O, y hoy estamos intentando VOLVER AL FUTURO. 

Así que la conclusión es, que ese sueño lo genero y difundió un puñado de personas de otras generaciones anteriores a nosotros, al final humanos como todos nosotros, por lo que ahora ¡somos los soñadores el futuro de este planeta! Los que hemos sido y somos capaces de soñar y materializar un nuevo Sistema social y económico, una nueva relación con la naturaleza, una nueva tierra, mientras vivíamos la negación a la plenitud de nuestro potencial humano por parte de los seguidores de ese sueño privado.

 

 

Tags:

Please reload

Featured Posts

Volviendo al Futuro

January 23, 2016

1/1
Please reload

Recent Posts

January 23, 2016

Please reload

Archive
Please reload

Search By Tags
Please reload

Follow Us
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square

© 2014 Web Suelo Feliz

Pide informes de los Cursos y Asesorias

suelofeliz@gmail.com

 

  • Facebook Clean

Camino a San Juanico 333
La Purísima, C.P. 47760

Mpio Atotonilco el Alto

Jalisco, Mexico

 Informes: 33 3288 4138 

Horario de Atención
Lun - Vie: 9am - 5pm

 

Suelo Feliz

Alimentos, Salud, Hábitat y Comunidad

desde la Naturaleza